¿Por qué no soy conservador?

Iván Carrino / Miércoles 29 de julio de 2020 / 5 Comentarios

Las contradicciones de la nueva derecha*

Hola Alejandro y hola a todos. Bueno lo primero que me gustaría responder es por qué hacer este debate. La respuesta es que todo comenzó con un tuit de Antonella Marty, que decía que para ella “lo normal” era que la gente viva su vida “sin dañar a otros”, y que las elecciones amorosas de las personas eran parte de esa normalidad incluso cuando fueran homosexuales, poligámicas, etc.

A raíz de ese tuit llegué a la cuenta “Mises Report”, quienes lo habían tomado y habían hecho un confuso descargo. En él mezclaban felicidad con libertad, y criticaban a Marty por su “relativismo”, decían que “los liberales de hoy no creen en nada” y advertían: que no venga un adolescente a hablar del “respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo”.

Eso encendió mi mecha. ¿O sea que citar a Alberto Benegas Lynch y su clásica definición de liberalismo ahora es de adolescente?

¿Qué tal citar a Mises, quien consideraba que la diferencia entre la esclavitud y la libertad era que :

“el esclavo debe hacer lo que su superior le ordena… pero el ciudadano libre – y esto es lo que la libertad significa – está en posición de elegir su propia forma de vida?

Parece que no. Que para un sitio que dice venerar al propio Mises, eso es pura adolescencia.

Supongo entonces que lo no adolescente y adulto es citar a Nicolás Márquez, quien sí llama sin tapujos sodomitas a los homosexuales (más de 40 veces en un libro contra el supuesto “homosexualismo”) condenando abiertamente su forma de vida. Seguro que él sí sabe cuál es la manera correcta de vivir.

O supongo que será adulto citar a Hans Hermann Hoppe, economista austriaco también venerado por “Mises Report”, quien afirma que para sostener un “orden social libertario” es necesario “apartar físicamente” a quienes tengan formas de vida alternativas como “el culto al medio ambiente, el hedonismo, la homosexualidad o el comunismo”.

¿Será eso lo adulto, o será algo más propio de niños enojados con el mundo que buscan, a como dé lugar, llamar la atención?

¿Por qué debatir estas cosas? Sinceramente, porque estoy un poco cansado. Cansado de que, producto del auge de una nueva derecha antiizquierdista, en nombre de la libertad se diga absolutamente cualquier cosa.

La Nueva Derecha, Conservadora, o “Paleolibertaria”, como ahora le gusta autodenominarse, tendrá algunas cosas en común con el liberalismo clásico que defiende la libertad, la propiedad y los mercados libres.  Pero en otras cosas es profundamente antiliberal e incompatible con el liberalismo.

Además, caen en varias contradicciones.

Por ejemplo:

1)      Critican a Marty por un tuit que afirma que “lo normal” es que la gente persiga sus propios objetivos y luego dicen ser partidarios de la Escuela Austriaca de Economía que, por si no saben, fue la que hizo del “VALOR SUBJETIVO” el centro de su teoría del valor. Hoy todo economista sabe que es “normal”, “habitual” y “natural” que los seres humanos intenten maximizar su utilidad. Si a eso agregamos que la utilidad es subjetiva, entonces no hay mucho que opinar sobre las preferencias íntimas de cada uno.

2)      Los referentes de la Nueva Derecha citan a Hayek recordando que él defendía “la tradición”, pero no solo no parecen entender qué quiso decir con eso, sino que se olvidan que él mismo escribió que lo que diferencia a liberales de conservadores es que:

“Lo típico del conservador… es el temor a la mutación, el miedo a lo nuevo simplemente por ser nuevo; la postura liberal, por el contrario, es abierta y confiada, atrayéndole, en principio, todo lo que sea libre transformación y evolución, aun constándole que, a veces, se procede un poco a ciegas”

3)      Los referentes de la Nueva Derecha han hecho una enorme bandera del “anti aborto”, intentando quitarles a los liberales el “carnet de liberales” cuando estos estuvieran a favor de la despenalización. Ignoran que en ese caso tendrán que suprimir a varios, porque desde Ayn Rand a Murray Rothbard pasando por su tan querido Hans Hermann Hoppe, y desde José Luis Espert a Axel Kaiser, hay una larga cuenta de liberales que están a favor de que el estado no se involucre.

4)      Los “paleolibertarios” también han criticado la terrible interferencia del gobierno en la educación, una vez que ésta comenzó a tocar temas como el “género” o la “educación sexual”. Ahora yo me pregunto: ¿Dónde estaban cuando en las escuelas públicas de Salta se otorgaba educación religiosa que podía afectar a los hijos de padres laicos? Yo como liberal estoy a favor de la completa libertad dentro de la enseñanza, y que los padres decidan. ¿Ustedes los derechistas?

5)      Otro caso similar se da en el debate por la adopción homoparental. La adopción gay les parece un caso de “estatismo”, pero de la adopción “hétero” no dicen nada… ¿A quién engañan? Lo que ocurre es que para la derecha hay estatismos que gustan, y otros que no. Algo que también destacaba Hayek:

“El conservador no se opone a la coacción ni a la arbitrariedad estatal cuando los gobernantes persiguen aquellos objetivos que él considera acertados”.

6)      Ahora cuando se les remarcan estos temas, y se los acusa de homofóbicos, dicen que la homofobia no existe. No obstante, no dudan un segundo en llamar homofóbico al Che Guevara cada vez que alguien de izquierdas lo pondera. ¿Dónde queda la honestidad intelectual?

7)      La nueva derecha dice estar en contra de la intervención del estado en la economía, que quiere libertad, pero aplaude a cuatro manos cuando Trump eleva barreras proteccionistas. “Es por geopolítica, vos no entendés”, dicen.

8)      Por último, la nueva derecha nos dice que el “lobby Gay” es una careta del nuevo marxismo, pero es difícil ver cómo esto opera. En toda América del Norte los homosexuales se pueden casar. Sin embargo, la ley prohíbe estas uniones en el 98% de África, en Cuba, en Venezuela, en Rusia, en China y en India. ¿Quiénes son más marxistas?

Ayn Rand, Ludwig von Mises y F.A. Hayek, entre otros, enseñaron a una generación de liberales clásicos y modernos que el gran debate de nuestro tiempo era el individuo contra el colectivo. El sujeto contra la masa. El hombre contra el estado.

Eso implica oponerse a toda forma de colectivismo, ya sea el comunismo, el fascismo, el racismo, el nacionalismo, la xenofobia, la homofobia, y cualquier filosofía que se construya sobre la base de juzgar a un individuo por su pertenencia a un grupo o clase.

Los conservadores y la nueva derecha pueden mostrar credenciales de anticomunismo, pero: ¿y de todo lo demás?

Tengo mis serias dudas, y me gustaría que esta tarde podamos dejar en claro de qué lado está cada uno.

Gracias.

*Esta es mi presentación inicial en el debate que tuve con el creador de Mises Report una página que dice defender un “Liberalismo Paleo”, o un nuevo conservadurismo. En el video está el link al debate completo.

Sucribite ahora al Newsletter de Iván Carrino

Tené en tu email todos los contenidos y mejorá tus decisiones de inversión.

Comentarios

  1. Gabriel Zanotti

    Miércoles 29 de julio de 2020 a las 7:03 pm

    Hello yo de vuelta !!!!!!!!!!!!!!!!! :-))

    1) Critican a Marty por un tuit que afirma que “lo normal” es que la gente persiga sus propios objetivos y luego dicen ser partidarios de la Escuela Austriaca de Economía que, por si no saben, fue la que hizo del “VALOR SUBJETIVO” el centro de su teoría del valor. Hoy todo economista sabe que es “normal”, “habitual” y “natural” que los seres humanos intenten maximizar su utilidad. Si a eso agregamos que la utilidad es subjetiva, entonces no hay mucho que opinar sobre las preferencias íntimas de cada uno.

    Ok Ivan pero alguno de ellos te podría decir que la teoría subjetiva del valor, en economía, se aplica a la demanda de bienes en el mercado, y no necesariamente se extiende al plano moral. A lo que yo a su vez respondería que el plano moral no se extiende a todo el plano legal.

    2) Los referentes de la Nueva Derecha citan a Hayek recordando que él defendía “la tradición”, pero no solo no parecen entender qué quiso decir con eso, sino que se olvidan que él mismo escribió que lo que diferencia a liberales de conservadores es que:
    “Lo típico del conservador… es el temor a la mutación, el miedo a lo nuevo simplemente por ser nuevo; la postura liberal, por el contrario, es abierta y confiada, atrayéndole, en principio, todo lo que sea libre transformación y evolución, aun constándole que, a veces, se procede un poco a ciegas”

    Es verdad que Hayek criticó en ese sentido al conservadorismo. El problema es que había temas que no se planteaban en la época de Hayek y por ende no podemos saber cómo él hubiera respondido…………….

    3) Los referentes de la Nueva Derecha han hecho una enorme bandera del “anti aborto”, intentando quitarles a los liberales el “carnet de liberales” cuando estos estuvieran a favor de la despenalización.

    Tenés razón, un partidario de la despenalización NO es un “no liberal”. Un NO partidario de la despenalización TAMPOCO es un no-liberal. Creo que ambos grupos han tratado de excomulgarse mutuamente………..

    Ignoran que en ese caso tendrán que suprimir a varios, porque desde Ayn Rand a Murray Rothbard pasando por su tan querido Hans Hermann Hoppe, y desde José Luis Espert a Axel Kaiser, hay una larga cuenta de liberales que están a favor de que el estado no se involucre.

    Yes.
    4) Los “paleolibertarios” también han criticado la terrible interferencia del gobierno en la educación, una vez que ésta comenzó a tocar temas como el “género” o la “educación sexual”. Ahora yo me pregunto: ¿Dónde estaban cuando en las escuelas públicas de Salta se otorgaba educación religiosa que podía afectar a los hijos de padres laicos? Yo como liberal estoy a favor de la completa libertad dentro de la enseñanza, y que los padres decidan. ¿Ustedes los derechistas?

    Obvio que hay muchos que incurren en ese doble standart. Pero sabés que hay otros que no lo hacemos……………………..

    5) Otro caso similar se da en el debate por la adopción homoparental. La adopción gay les parece un caso de “estatismo”, pero de la adopción “hétero” no dicen nada… ¿A quién engañan? Lo que ocurre es que para la derecha hay estatismos que gustan, y otros que no. Algo que también destacaba Hayek:
    “El conservador no se opone a la coacción ni a la arbitrariedad estatal cuando los gobernantes persiguen aquellos objetivos que él considera acertados”.

    Ok, sobre este tema sólo te digo que primero habría que arreglar todo el lío de la adopción. Si reformás sólo este punto se politizará el tema: darán niños a parejas homosexuales primero ingnorando a las hetero que están esperando hace siglos.

    5) Ahora cuando se les remarcan estos temas, y se los acusa de homofóbicos, dicen que la homofobia no existe. No obstante, no dudan un segundo en llamar homofóbico al Che Guevara cada vez que alguien de izquierdas lo pondera. ¿Dónde queda la honestidad intelectual?
    OK

    6) La nueva derecha dice estar en contra de la intervención del estado en la economía, que quiere libertad, pero aplaude a cuatro manos cuando Trump eleva barreras proteccionistas. “Es por geopolítica, vos no entendés”, dicen.

    OK, una cosa es eso pero otra es defender a Trump como un second best en las circunstancias políticas actuales (cosa que, de vuelta, no te define como liberal ni como no liberal).

    7) Por último, la nueva derecha nos dice que el “lobby Gay” es una careta del nuevo marxismo, pero es difícil ver cómo esto opera. En toda América del Norte los homosexuales se pueden casar. Sin embargo, la ley prohíbe estas uniones en el 98% de África, en Cuba, en Venezuela, en Rusia, en China y en India. ¿Quiénes son más marxistas?

    La relación entre el lobby LGBT y el marxismo se produce cuando se presentan como los nuevos colectivos explotados por el sistema capitalista hetero-patriarcal. En cambio, si lo que se propone es que NO haya matrimonio civil, esa es la posición libertaria, que puede ser propuesta tanto como un homo como por un heterosexual. Y no tienen nada de marxista, claro. La eliminación del matrimonio civil es la verdadera solución del problema.

    Ayn Rand, Ludwig von Mises y F.A. Hayek, entre otros, enseñaron a una generación de liberales clásicos y modernos que el gran debate de nuestro tiempo era el individuo contra el colectivo. El sujeto contra la masa. El hombre contra el estado.
    Eso implica oponerse a toda forma de colectivismo, ya sea el comunismo, el fascismo, el racismo, el nacionalismo, la xenofobia, la homofobia, y cualquier filosofía que se construya sobre la base de juzgar a un individuo por su pertenencia a un grupo o clase.

    Yes, ok, eso hay que explicarlo también al lobby LGBT……………

    Los conservadores y la nueva derecha pueden mostrar credenciales de anticomunismo, pero: ¿y de todo lo demás?

    Ok, pero no es el caso de liberales clásicos que no confundimos lo moral con lo legal.
    Tengo mis serias dudas, y me gustaría que esta tarde podamos dejar en claro de qué lado está cada uno.

    Si esto ayudó en algo…………………

    Responder
    • Iván Carrino

      Jueves 30 de julio de 2020 a las 9:42 am

      Gracias Gabriel! Siempre interesantes puntos. Paso a responder de la misma forma ordenada :)

      Ok Ivan pero alguno de ellos te podría decir que la teoría subjetiva del valor, en economía, se aplica a la demanda de bienes en el mercado, y no necesariamente se extiende al plano moral. A lo que yo a su vez respondería que el plano moral no se extiende a todo el plano legal.

      **Ok claro, pero la enseñanza no es menor. Ese marco analítico nos permite entender que otros pueden estar maximizando su utilidad de la forma que ellos encuentren satisfactoria. Si yo encuentro otra forma, perfecto, mi preferencia revelada mostrará lo que “moralmente” creo mejor o peor, no veo la necesidad de andar pontificando al respecto, ni se concluye de ahí que haya una sola forma de vivir mejor que otras.

      Es verdad que Hayek criticó en ese sentido al conservadorismo. El problema es que había temas que no se planteaban en la época de Hayek y por ende no podemos saber cómo él hubiera respondido…………….

      ***De acuerdo, pero coincidamos que 1) esta en particular es una interpretación o muy pobre, o muy maliciosa, de Hayek https://www.youtube.com/watch?v=2lurBeH2vqk y 2) Que del propio marco analítico de Hayek puede salir también un trabajo como este que extiende su marco a la evolución de la familia y quita toda esa idea del “ataque del lobby LGBT” (https://fee.org/articles/capitalism-and-the-family/)

      Tenés razón, un partidario de la despenalización NO es un “no liberal”. Un NO partidario de la despenalización TAMPOCO es un no-liberal. Creo que ambos grupos han tratado de excomulgarse mutuamente………..

      ***Exactamente. Mi punto no es que haya 1 postura liberal sobre el aborto. Ni siquiera las personas de izquierda tienen una posición única acá, ni los peronistas.

      Obvio que hay muchos que incurren en ese doble standart. Pero sabés que hay otros que no lo hacemos……………………..

      ***¡Lo sé!

      Ok, sobre este tema sólo te digo que primero habría que arreglar todo el lío de la adopción. Si reformás sólo este punto se politizará el tema: darán niños a parejas homosexuales primero ingnorando a las hetero que están esperando hace siglos.

      ***Bueno no veo por qué esto necesariamente deba ser así. Además, en caso que la pareja homo cumpla las condiciones exigidas mejor que la hétero, estará bien que así sea. No creo que tenga que haber ni mayor ni menor prioridad en base a la orientación sexual.

      OK, una cosa es eso pero otra es defender a Trump como un second best en las circunstancias políticas actuales (cosa que, de vuelta, no te define como liberal ni como no liberal).

      ***Entiendo, habría que hacer las aclaraciones del caso, pero para un buen grupo de jóvenes libertarios parece que todo es blanco o negro, y es Trump o el comunismo, vieja estrategia de los fascistas.

      La relación entre el lobby LGBT y el marxismo se produce cuando se presentan como los nuevos colectivos explotados por el sistema capitalista hetero-patriarcal. En cambio, si lo que se propone es que NO haya matrimonio civil, esa es la posición libertaria, que puede ser propuesta tanto como un homo como por un heterosexual. Y no tienen nada de marxista, claro. La eliminación del matrimonio civil es la verdadera solución del problema.

      ***Entiendo Gabriel. Yo comparto esa posición. Ahora también creo que hay otra solución igualmente posible, que es igualar a la pareja heterosexual con la homosexual en el derecho a casarse y listo. No veo ni el daño a terceros ni la imposición de nada a nadie si eso ocurre.

      Yes, ok, eso hay que explicarlo también al lobby LGBT……………

      ***Una cosa es el feminismo de izquierda, que habría que ver si realmente dice lo que algunos referentes de la nueva derecha dicen que dice (hay buenas críticas por desconfigurar a Simone de Bouvoir por ejemplo). Otra cosa es el “Lobby gay”… ¿qué es? ¿quiénes son? ¿Hay un líder? ¿Piden algo que no sea igualdad ante la ley en temas como matrimonio o adopción? Si lo hacen, y piden cosas antiliberales, ¿no podemos criticar esos pedidos en lugar de acusar a todo el movimiento de marxista?
      Algunos creo que reaccionan con frustración al ver que el Orden Espontáneo incluye a los homosexuales en series de Netflix y “””” los normaliza”””, entonces piensan que eso no puede ser una decisión voluntaria de la sociedad, ergo atacan a un supuesto “lobby” que busca que el estado imponga moral. Creo que eso está bastante alejado de la realidad.

      Abrazo grande!!

      Responder
  2. Josue

    Jueves 30 de julio de 2020 a las 1:10 am

    Me gustarpia comentar algunas cosas. Pero antes de leer mi respuesta quisiera ambientarla con esta canción: https://youtu.be/A67ZkAd1wmI

    Bueno, ahora si empiezo. En primer lugar, me parece muy hipócrita de tu parte criticar el hecho de que otras personas citen a Márquez cuando tu mencionas a una mujer que consideraba a los homosexuales personas inmorales y me refiero a Rand, seguro que ella sí sabe cuál es la manera correcta de vivir. También a Rothbard que en su ensayo en defensa del aborto dijo parecerle bien que exista compra y venta de niños. O a un tipo como Axel Kaiser que está a favor de las fronteras cerradas, pero bueno no me parece mal que tengan estas posturas, debido a que uno de los componentes de la libertad individual es la libertad de expresión. Pero si es algo hipócrita.
    Por otro lado, sobre el ensayo de hayek. Aquí se cae en un error grosero: confundir filosofía moral con
    filosofía política. Los libertarios no han desechado ninguna moralidad y
    tampoco buscan deshacerse de ella. Si se va a hacer “cherry picking” y utilizar el ensayo “Por qué no soy conservador” cuando no se conoce a profundidad el pensamiento hayekiano, se es ignorante o deshonesto intelectualmente.
    El propio Hayek ya en los años 70′s, tuvo peleas constantes con el Partido Liberal Democrático de Inglaterra (David Steel, líder del partido decía que “la libertad es solo posible con justicia social,
    redistribución de la riqueza y el poder, lo que, a su vez, exige un grado de activa intervención del
    gobierno”). Eso lo hizo tomar lado por los conservadores, dada su defensa del libre mercado y del
    capitalismo.
    Frases de Hayek en “Por qué no soy Conservador”:
    ● “No parece que haya de encerrar grave peligro el denominar conservadores a los
    partidarios de la libertad”
    ● “Por resultar imposible, de hecho, en los Estados Unidos, servirse del vocablo en el sentido
    en que yo lo empleo, últimamente se está recurriendo al uso del término libertario. Tal vez
    sea ésa una solución; a mí, de todas suertes, me resulta palabra muy poco atractiva. Me
    parece demasiado artificiosa y rebuscada.”
    ● “Antes al contrario, y a diferencia del racionalismo de la Revolución Francesa, el verdadero
    liberalismo no tiene pleito con la religión, siendo muy de lamentar la postura
    furibundamente antirreligiosa adoptada en la Europa decimonónica por quienes se
    denominaban liberales.”

    En tercer lugar, sobre la supuesta contradicción 3. Bueno, si dices que los liberales estaban a favor de la despenalización del aborto, a quienes te refieres exactamente? porque liberal es un témino muy amplio, estan los socioliberales, los ordoliberales, los liberales clásicos, los libertarios, incluso existe el libertario de izquierda (socialismo de libre mercado) que combina anti-capitalismo con una forma distinta de libre mercado. Kevin Carson y Roderick Long son ejemplos de este tipo de libertarianismo.

    Nosotros consideramos que aquellos liberales que están a favor del aborto en ese aspecto son contrarios a la doctrina ya que dejan de lado la vida por la libertad ignorando que sin vida no puede ejercerse ningún tipo de libertad. Por otro lado tendríamos que suprimir a Hayek como liberal por estar a favor de leyes de salario mínimo, leyes anti-monopólicas y el control de sustancias peligrosas.

    Acerca de la contradicción cinco, bien puede ser que la adopción heterosexual sea “estatista” pero pedir más estatismo como lo es la adopción homoparental no me parece para nada liberal. Así que la frase de Hayek también aplica para ustedes. Que por cierto él llamaba a esto falso individualismo (la libertad no la entrega el estado, sino que la entrega la sociedad o la familia). (Fuente: https://negocios.udd.cl/noticias/2017/10/pinera-hayeky-la-teoria-sueca-del-amor/). No existe “derecho” al sexo, al matrimonio, a la adopción, ni tampoco al uso de drogas. El liberalismo es individualista (la sociedad está constituída por individuos que poseen los mismos derechos y deberes) no personalista (el individuo es un ente aislado que solo se favorece a sí mismo)

    Sobre el punto seis, quien sostiene que la homofobia no existe y a la vez acusa al Che de ser uno es Nicolás Marquez, quien no se ha denominado abiertamente liberal.

    Sobre el punto 7, China permite el libre comercio cuando le conviene, es libre de comerciar con todo el mundo pero a la vez protege ciertas de sus industrias a las cuales considera estratégicas, estamos viviendo un caso de mercado de apertura asimétrica que a la larga puede traer consecuencias negativas para nuestras economías. Lo que gente como tú defiende en nombre de su ideología y dogmatismo es que pongamos la cama, los condones y para colmo pagarle al cliente por venir al prostíbulo. Cualquier persona inteligente sabe que el libre mercado es bueno solo si hay libre competencia y solo si tienen nivel suficiente para competir, de no cumplirse estos requisitos básicos el libre mercado no es sano.

    Con respecto al punto ocho, quien sostiene que el lobby gay es una careta del marxismo moderno es Agustín Laje y el mismo deja en claro que solo se limita a occidente, debido a que según él la nueva izquierda busca destruir los valores occidentales. Incluso reconoce que hubieron marxistas en la historia que cometieron actos aberrantes contra los homosexuales. Además Cuba y Venezuela son regidos por gobiernos de izquierda clásica, como lo fueron Castro o Chávez y lo son sus sucesores.

    Responder
Add Comment Register



Responder a ivancarrino Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Compartido