La Escuela Austriaca de Economía: principales aportes y autores

Iván Carrino / Lunes 17 de julio de 2023 / 1 Comentario

La escuela austriaca de economía es una corriente de pensamiento económico que ha venido ganando en importancia y en menciones en los últimos tiempos. Pero: ¿cuáles son sus principales características? ¿Cuándo empezó? ¿Quiénes son sus principales exponentes?

El propósito del siguiente artículo es responder estas preguntas, pero, antes que nada, me gustaría contarte cómo yo me involucré, por primera vez, con la escuela austriaca de economía.

Es que corría el año 2008 y el mundo enfrentaba una fuerte crisis financiera cuyo epicentro había sido el mercado hipotecario de Estados Unidos, afectando luego a los bancos y de ahí a todo el sistema financiero global.

Por la época, uno podía ver cientos de análisis que echaban la culpa de lo que estaba sucediendo al exceso de avaricia de los empresarios, a los mercados desregulados y, en pocas palabras, al capitalismo y el sistema de la libertad económica.

Como joven estudiante ya afín a las ideas liberales, yo no podía quedarme con esta visión. Y fue así que comencé a leer artículos que iba encontrando en un sitio de internet que pertenecía a una fundación estadounidense llamada “Fundación para la Educación Económica”. En ese sitio fue que leí por primera vez que había una escuela de pensamiento, la Escuela Austriaca de Economía, que tenía una teoría que contrastaba con lo que comúnmente se afirmaba sobre la crisis financiera de 2008.

Esta escuela, a diferencia de los keynesianos o incluso de los monetaristas, sostenía que la crisis financiera que se estaba atravesando no era responsabilidad del capitalismo y los mercados desregulados, sino todo lo contrario: la crisis era responsabilidad del intervencionismo estatal en el mercado del dinero y del crédito.

También me enteré ahí que dos economistas que yo ya conocía por haber leído diferentes textos suyos cuando era más joven, eran sus principales referentes: Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek.

Pero esperemos. Volvamos mucho más atrás en el tiempo: ¿quiénes eran Ludwig von Mises y Friedrich Hayek? ¿De dónde venían sus ideas?

Carl Menger y el origen de la escuela austriaca

La historia de la escuela austriaca se remonta a 1871, cuando un economista austriaco, de nombre Carl Menger, publicó su obra “Principios de Economía”. En ese trabajo y en otra obra titulada “El método de las Ciencias Sociales”, Menger ofreció dos aportes de suma importancia a la historia del pensamiento económico. En primer lugar, estableció que la economía sí podía tener leyes universales que rigieran independientemente del tiempo, el lugar y la cultura. Por otro lado, fue uno de los que descubrió, junto con León Walrás en Francia y William Stanley Jevons en Inglaterra, el principio de la utilidad marginal, que revolucionó la teoría del valor.

Hasta esa fecha, los grandes economistas no creían que los bienes tuvieran valor producto de su utilidad. Los llamados “economistas clásicos”, entre los que estaban Marx, Smith y Ricardo, no habían podido resolver la paradoja del agua y los diamantes.

Esta paradoja planteaba que el valor de las cosas no podía depender de su utilidad, puesto que el agua era “muy valiosa” para vivir, y sin embargo costaba mucho menos que los diamantes. El aporte de Menger, en este sentido, fue sostener que lo importante para comparar el agua y los diamantes no es la utilidad de TODAS LAS UNIDADES DE AGUA versus TODAS LAS UNIDADES DE DIAMANTES del planeta, sino más bien la última unidad de la que dispone cada persona: la utilidad marginal.

Así se llegó a la llamada “revolución marginalista”, donde Menger y otros defendieron que los bienes tienen valor por su utilidad pero que la utilidad que importa es la que reporta la última unidad del producto de que disponemos. De esta forma, cuanto más abundante es un producto, menor utilidad tiene la última unidad (porque ya las primeras que fuimos consumiendo satisficieron nuestras necesidades más importantes) y, por tanto, menos “VALIOSO” va a ser considerado en un mercado.

El agua VALE UN MONTÓN, si consideramos toda el agua del universo. Claro. Sin agua morimos. Pero una botellita de agua vale muy poco, porque existen en tanta abundancia, que perder una botella no representa casi ningún costo.

El énfasis de Menger en este debate fue la idea del valor subjetivo. Las cosas valen no por sus características intrínsecas, no por sus cualidades físicas o químicas, ni siquiera por las horas de trabajo incorporadas en su fabricación, sino por la utilidad que le reporta al individuo que va a consumir el producto. Y dicha percepción es de naturaleza subjetiva.

Böhm-Bawerk y el gran Ludwig von Mises

Luego de Menger vino Eugen Böhm Bawerk, quien hizo una fulminante crítica a la teoría del valor trabajo de Karl Marx. Siguiendo los pasos de Menger, y añadiendo un muy interesante análisis sobre el valor tiempo del dinero, refutó la idea de la explotación que Marx había desplegado en sus múltiples trabajos escritos. Eugen Bohm Bawerk había leído las obras de Carl Menger, quien era profesor en la Universidad de Viena. Pero una vez que él mismo se convirtió en profesor, tuvo como alumno a un joven economista, de nombre Ludwig von Mises.

Ludwig von Mises nació en 1881 y en 1906, tras obtener su doctorado, comenzó un seminario privado dentro de la Universidad de Viena. Mises ofreció al menos dos grandes aportes a la historia del pensamiento económico y a la larga tradición de pensamiento austriaco. En primer lugar, publicó en 1922 un libro de nombre “Socialismo”, donde realizó una crítica a la economía centralmente planificada que habían propuesto los marxistas.

La crítica sostenía que, como en una economía centralmente planificada, donde la propiedad de los medios de producción era toda del gobierno, no iban a surgir precios libremente establecidos en los mercados. Y, en ausencia de precios libres, iba a tornarse imposible la producción racional, puesto que sin precios no se puede realizar el cálculo económico. Es decir, los estados de resultados de las empresas no arrojan información realmente relevante para asignar eficientemente los recursos de la sociedad.

La imposibilidad del cálculo económico en una economía socialista sigue siendo, al día de hoy, una de las principales críticas que reciben los que creen que centralizar toda la producción en el estado es una buena idea.

Por otro lado, y con anterioridad a “Socialismo”, Mises publicó su libro “La teoría del dinero y del crédito”, donde sienta las bases de lo que luego pasó a conocerse como Teoría Austriaca del Ciclo Económico.

Fridrich Hayek, el Ciclo Económico y el debate con Keynes

Esto nos da pie para introducirnos en otro autor de importancia crucial para la Escuela Austriaca de Economía, que fue Fridrich August von Hayek. Hayek era más joven que Mises y, de hecho, fue alumno suyo en su seminario privado. Según recuerda el propio Hayek, él era socialista hasta que leyó el libro de Mises, Socialismo, lo que lo hizo cambiar de parecer.

Hayek trabajó junto a Mises en un observatorio de coyuntura económica que ambos habían establecido en Austria, hasta que a principios de la década del ’30 fue a dar clases a la prestigiosa London Shool of Economics. Allí, en 1931, ofreció una serie de conferencias (compiladas posteriormente en su libro “Precios y producción”) donde profundizó en la Teoría Austriaca del Ciclo Económico, desarrollada inicialmente por Mises. La teoría de Mises y Hayek sostenía que las crisis económicas no eran el resultado de los vaivenes del capitalismo, como se solía y se suele afirmar, sino el resultado del intervencionismo del gobierno en el mercado del dinero y del crédito.

Para Mises y Hayek, en el mercado existía una “tasa de interés natural”, que equilibraba el ahorro con la inversión, pero los gobiernos, a través de los bancos centrales, hacían sistemáticos esfuerzos por modificar esta tasa hacia abajo imprimiendo mayores cantidades de dinero. Para Hayek y Mises, esto generaba una distorsión en el mercado, donde los inversores y productores se lanzaban a producir mayores bienes de inversión, generando un auge económico transitorio que, una vez visto que solo se trataba de más dinero y no de un genuino aumento de la demanda de bienes y servicios, terminaría en un fuerte ajuste.

Fue esta teoría la que llevó a Hayek a enfrentarse con el entonces economista estrella de la época, John Maynard Keynes. Es que antes y después de la publicación de su obra magna “La Teoría General”, John Maynard Keynes sostenía que las crisis económicas eran producto de la falta de demanda agregada en la economía y que, entonces, el gobierno tenía que intervenir con más dinero y más gasto público para estimular el consumo y la producción.

Muchos libros se han escrito sobre este gran enfrentamiento entre Hayek y Keynes que, a pesar de su rivalidad, mantenían un ameno trato personal y por correspondencia. Hace unos años, el debate quedó inmortalizado en una serie de dos videos de Youtube en donde estos autores se enfrentan en un rap que se hizo verdaderamente viral.

Hay dos cosas adicionales para decir de F.A. Hayek. La primera es que en el año 1974 recibió el Premio Nobel de Economía por sus investigaciones relacionadas con el ciclo económico. La segunda, que en 1945 publicó una obra no estrictamente económica, sino más ligada con la filosofía política, “Camino de Servidumbre”. En dicha obra él alertaba sobre los peligros del intervencionismo económico, y advertía que, si se permitía que los gobiernos controlaran completamente la economía, finalmente terminarían controlando la vida de los ciudadanos. El libro fue de una influencia mayúscula, especialmente en todos los círculos liberales de la época y especialmente durante el resurgimiento del liberalismo, entre la década de los 70 y 80s del siglo XX. En el canal de la Fundación Libertad y Progreso pueden ver un video donde me dedico exclusivamente a analizar esta obra.

Murray Rothbard y el anarcocapitalismo

Un último pensador que es importante destacar es el economista norteamericano Murray Rothbard. Rothbard era un estudiante universitario cuando se acercó nada menos que la Fundación para la Educación Económica (la que mencioné al inicio de este video), por recomendación de un profesor suyo que era liberal. Allí conoció a Ludwig von Mises, y se convirtió en uno de sus más fieles seguidores. Murray Rothbard publicó libros sobre historia económica, siendo uno de los más famosos La Gran Depresión, donde analiza la crisis del ’30 desde la perspectiva de la Teoría Austriaca del Ciclo Económico, y también libros y artículos teóricos, donde lanzó críticas a los economistas mainstream que defendían la intervención del gobierno frente a las “fallas del mercado” como la existencia de monopolios.

Sin embargo, tal vez la idea más famosa y controversial de este autor sea la del anarco-capitalismo. Es que en obras como Por Una Nueva Libertad o La Ética de la Libertad va a sostener que, así como el mercado libre tiene mejores incentivos y mejor información para ofrecer productos y servicios. Lo mismo podría hacer con las funciones que hoy están en poder del estado. Para Rothbard, la existencia e intervención del gobierno no era solamente ineficiente en términos económicos, sino también inmoral en términos de una nueva ética libertaria. La conclusión lógica de esta premisa es que el estado debería desaparecer, pero no así la propiedad privada o el capitalismo, lo que da origen a la idea de anarcocapitalismo, un sistema político sin un gobierno, sin un monopolio gubernamental de la fuerza, pero con vigencia de derechos de propiedad y mercados en buen funcionamiento.

Para resumir, entonces, la escuela austriaca hunde sus raíces en las primeras ideas desarrolladas por Menger en 1871, y cuenta entre sus principales referentes a Eugen Bohm Bawerk, Ludwig von Mises, Friedrich Hayek o Murray Rothbard. En general, y como hemos visto aquí, los autores de esta tradición han participado de una serie de debates académicos importantes, manteniendo casi siempre posiciones en defensa de la libertad. No es extraño, entonces, que se asocie a la escuela con el liberalismo.

En cuanto a su influencia, se trata de una escuela que, si bien recibe muchas críticas de los economistas más ortodoxos, ha cobrado renovada importancia en –al menos- las últimas dos décadas, y tiene muchos seguidores no solo entre el público general, sino también entre autores y economistas académicos de hoy que dan clases en Europa, Estados Unidos y también en los países de América Latina.

Espero haber hecho un buen resumen de cuáles son algunas de las ideas de los austriacos. Está claro, no obstante, que dejé a muchos autores y a muchos debates fuera de este resumen. Seguramente los podré abordar en el futuro.

 

 

 

Sucribite ahora al Newsletter de Iván Carrino

Tené en tu email todos los contenidos y mejorá tus decisiones de inversión.

Comentarios

  1. Walter

    Sábado 2 de septiembre de 2023 a las 9:03 pm

    Observo qué países como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Austria, Países Bajos etc tienen un modelo de economia mixta y funciona eficientemente. En Argentina se debería investigar la causa por la cual no se puede lograr el equilibrio entre el Estado de Bienestar y liberalismo Económico como en los países nombrados.

    Responder
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Compartido